9.10.10

Lejos


Lejos
de la aurora
de tu risa muecadente
de falsos guiños amorosos

Lejos
de los botones fluorescentes
que esconden el pecho del cielo

Lejos
de la ira y la ternura de tu recuerdo

lejos

araño la tierra con paciencia de niño
y la preño de vida
como alguna vez
lo hice con tu vientre

Amanece otra vez
aunque la luna
ya no brille
sobre el lienzo de tu espalda en nuestra cama

7 comentarios:

nora (una japonesa en Japón) dijo...

Muy bonito, como siempre.
Me alegra poder leerte ... aunque sea de vez en cuando ;)
Un abrazo.

..::|µ¢¥::.. dijo...

:(

Anónimo dijo...

Si amas a alguien dèjalo libre...
si vuelve,ese amor es tuyo...si no,nunca lo fue.

Solo Palabras... dijo...

Nora, gracias, muy amable como siempre.
Cuando puedo paso por tu blog, realmente me siento muchas veces allí.
Lucy... ¿y ese gesto?
Anónimo, nada más cierto.
Las palabras en casi todos los casos son solo eso, palabras, y lo único real son los hechos. Aunque tengo que decir que aún habemos gente con palabra.
El grave problema es que solemos creer que la palabra de todos es igual de valedera que la nuestra.
Un abrazo

Anónimo dijo...

Perdòn..pero què tiene que ver lo que siente el corazòn con creer en la palabra?

Solo Palabras... dijo...

Es muy simple mi querid@ anónim@, que por lo general a los sentimientos se suele contestar con palabras vacías de contenidos que a la corta o a la larga provocan dolor.
Un abrazo

..::|µ¢¥::.. dijo...

nada, pensando que siempre siempre se está lejos
saludo :)