7.9.12

canto rodado

burbujas de neón
flotan
como cisnes
incandescentes
sobre las rústicas sábanas
que albergan
transitoriamente
sus caricias

la tarde llueve un tango
un bolero fatal
y desde una ventana
se asoman
como una hiedra
racimos de besos
con aroma a pasado

en el fragor de la batalla
las manos se entrelazan
las piernas se entrelazan
como besos
alucinaciones
excesos
empapadas de sudor

burbujas de neón
brillan
se frotan
relucen como utopías
como revoluciones
mientras vereda afuera
la vida
rueda como una piedra



3 comentarios:

Jorge Ampuero dijo...

Revelando el fragor de los cuerpos cotidianos, citadinos.

Saludos.

Molo dijo...

Muy bueno. Felicitaciones

Anónimo dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.